• Prácticas de buen gobierno corporativo y el problema de agencia

      Hernani, Jesica; Caballero Crisóstomo, Miriam; Zúñiga Hurtado, Gerald Allen (Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), 2019-10-05)
      El Gobierno Corporativo ha sido un tema que ha ganado cada vez más importancia debido a que las decisiones ilícitas y arbitrarias de los agentes a cargo de las corporaciones han generado grandes pérdidas a nivel mundial; por ello, resulta necesario salvaguardar los capitales de inversión y el desarrollo de las sociedades frente al poder que ejercen los principales ejecutivos o agentes. Empresas importantes a nivel mundial —como Enron y Parmalat, entre otras— realizaron malas prácticas contables, con una transparencia disfrazada de sus gestiones fraudulentas. Así entonces, debe entenderse que es conveniente mejorar los gobiernos corporativos para lograr alcanzar mejores niveles de salud financiera. Hoy, para que las corporaciones puedan acceder al mercado de capitales, es necesario el cumplimiento de lineamientos o patrones aceptados internacionalmente. Con este fin, y para evitar debacles financieras, la OCDE emitió por primera vez “Principios de Gobierno Corporativo”, los que se han convertido en la referencia para inversores, políticos, empresas y otras partes interesadas de todo el mundo (1999). Aun así, estos lineamientos deben someterse a mejoras continuamente para fomentar un buen gobierno corporativo y contrarrestar nuevas rutas creativas que sortean la legalidad. Cabe precisar que en Perú existen empresas que cada año se integran a la Bolsa de Valores de Lima, cumplen con tener alta liquidez y reportan el cumplimiento del Código de Buen Gobierno Corporativo para las Sociedades Peruanas. A pesar de ello, existen empresas como Graña y Montero S.A.A., que, si bien fue reconocida con un alto Índice de Buen Gobierno Corporativo, realizaron acciones poco éticas a cargo de sus gestores o agentes; por ello, el Estado peruano tiene mucho por corregir, debe ser fuerte e incorruptible, evitar el lobby y desarrollar lineamientos que establezcan las buenas prácticas de gobierno corporativo, a fin de proporcionar un entorno claro y transparente que permita ganar la confianza de los inversionistas.
      Acceso abierto